sábado, 5 de octubre de 2013

El chico de la playa

Te recuerdo desnudo, tendiéndome la mano
en el dificil paso del sendero que a pico,
bajaba hasta la playa nudista del Algarbe.

Cuando me hallé en peligro, no hizo falta llamarte,
viniste al ver mi apuro, y salvado el obstáculo,
desaparecidte sin mediar palabra.

Y me ha quedado la imborrable imagen
de que eras como un héroe pagano
nacido de la tierra, el sol y el aire:

Que encarnabas la vida
surgiendo del paisaje entre las peñas.

Pedro Casas Serra (28-05-1992)

2 comentarios:

  1. Hay momentos de solidaridad que no se olvidan y nos ayudan a creer en el ser humano.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La impresión visual permanece en la memoria, Fany.

      Un abrazo.

      Eliminar