miércoles, 27 de abril de 2011

Satisfacción

Parece que el sol hoy brilla más
y los colores tienen más fuerza,
la gente es más amable y yo
me siento especialmente bien: hoy te he tenido.

Enzarzados en incruenta lucha,
hemos bailado un baile de los apretados,
practicado lo más elemental del Kama Sutra,
y así, nos ha pasado el tiempo en el esfuerzo.

Y toda la tensión acumulada,
al hacer el amor, se ha evaporado,
y ha llegado la calma a nuestros cuerpos
y a nuestras almas.

Solos tú y yo, y nada entre los dos
con que ocultarnos;
acabado el festín de los sentidos,
queda la dicha de lo conocido.

Pues recuerda que somos como hermanos,
como ellos conocemos nuestros cuerpos,
pero, además, nosotros nos hemos elegido,
en una decisión libre y consciente.

Pedro Casas Serra (17-07-1992)

miércoles, 13 de abril de 2011

Pequeña y bonita...

Pequeña y bonita,
al lado del mar,
se puso a soñar
mi azul princesita.

Que cruzaba el cielo
cargado de plata,
un bajel pirata,
por vela un pañuelo.

Subido al trinquete,
bailando unas jotas
con las gaviotas,
un bello grumete.

Peces de colores,
con voces de oro,
cantaban a coro
como ruiseñores.

Y en su fantasía,
como dos alitas,
sus manos chiquitas
mi niña movía.

Pedro Casas Serra (13-04-2011)

domingo, 10 de abril de 2011

A mi memoria vuelven esos días...

A mi memoria vuelven esos días
en que, de niño, me quedaba viendo
embelesado, como me ofrecías

tu sonrisa mejor, y yo, cogiendo-
me de tu mano, iba feliz contigo,
con la embriaguez de tu perfume oliendo,

y sobando las pieles de tu abrigo.
Más que de mí de ninguno adorada,
mis versos traigo aquí como testigo
de que te llevo en mi interior anclada.

Pedro Casas Serra (08-04-2011)

viernes, 8 de abril de 2011

Fukushima, 13-03-2011

"Aunque hubo ayer aquí un terremoto,
seguido de tsunami, y la central
atómica averió, madre, nosotros

estamos bien. Nos dicen, además,
que no ofrece peligro si seguimos
encerrados adentro de la casa.

Es cuestión de esperar y, bien provistos,
no puede durar mucho. Lamentamos
la pena que al leer te producimos
y deseamos muy pronto reencontrarnos."


Pedro Casas Serra (08-04-2011)

domingo, 3 de abril de 2011

Como el mensajero...

Como el mensajero
que se para en una esquina,
perdido,
y mira, angustiado,
los rótulos de las calles,
entre el ruido del tráfico
y la gente que va a lo suyo,
buscando, ansioso,
el camino,
y enseña, a cuantos pasan,
un papel,
donde lleva, escritas,
las señas
de a donde se dirige
y llega con retraso;
así, yo le pregunto:
- Disculpe,
¿conoce mi destino?


Pedro Casas Serra (03-04-2011)