sábado, 8 de febrero de 2014

Paraíso

Entre rocas rojizas, un verde mar.
Arena gruesa en que no quede huella.
Un sol que abrase, un mar de hielo...
Ésa es la gloria a la que aspiro yo,
ése es mi cielo.

Pedro Casas Serra (10-11-2003)

2 comentarios:

  1. A mí me gusta cuando el sol abrasa y el agua está helada, pero para estar en la gloria me hace falta más.
    Bueno, pero supongo que en ese idílico paisaje estabas felizmente acompañado .
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Estar acompañado es mejor, pero para ser feliz no hace falta estarlo, Fany.

    Un abrazo.
    Pedro

    ResponderEliminar