martes, 28 de febrero de 2017

El niño que huele embelesado una flor

Al niño que huele embelesado una flor
le queda la luz entre las hojas de los árboles,
el eco de una voz llamándole papá,
el tacto de una mano que pierde fuerza,
el gusto por tocar pieles y oler perfumes,
el abrazo de la toalla de baño que lo seca,
unas palabras que le llegan inesperadamente,
el balanceo de las olas del mar,
el sabor de las cerezas frías en verano,
la entrega de unos ojos sobre sus rodillas,
la canción del agua contra las piedras del río,
la sonrisa que le ayuda a salvar obstáculos,
la conversación frente al paisaje que se desvanece,
el sol tras los párpados, fundiéndole con la arena,
unos caminos mojados por la lluvia,
el sudor que produce el orgullo de alcanzar la cima,
la noche de dolor que le apuñala el corazón,
la cabeza que golpea las paredes con desesperación,
la foto del niño que huele embelesado una flor.

Pedro Casas Serra

lunes, 27 de febrero de 2017

El tren

(Declaración de amor en un aniversario.)

Día claro, sin nubes,
y yo en un tren hacia Vilafranca,
consciente de que mi enfermedad me engaña,
y sin embargo, repetidamente confundido.
¡Cuántas cosas no he hecho!
¡Cuántas personas no he conocido por un temor injustificado!
¡Cuántas he rechazado por un motivo baladí!
¡El tren conoce su camino mucho mejor que yo!
Enfermedad que crea desconfianza:
“Quieren fastidiarme.” “No me entienden.”
“¿Soy objetivo?” “¿Podré acabarlo?”
Paso por estaciones casi vacías
- en estas fechas, por esta línea,
no viaja casi nadie.
Pero la soledad no me molesta,
la gente siempre obliga a algo,
hablar, reír... exige un esfuerzo
que hoy no estoy dispuesto a hacer.
La mirada se extiende
y el paisaje pasa como una película.
¡Cuántas imágenes! ¡Cuántos colores!
¡Cuántas luces me llenan interiormente!
Necesito la luz, el aire,
creo que moriría si perdiera la vista.
Después el tacto, pero
más que el que produce tocar,
el que produce que te toquen:
el sol, unas manos que te acarician...
El habla, depende de los días, las personas.
El olfato - ese desconocido.
El oído es el menos necesario,
casi todos los sonidos son molestos:
el traqueteo del tren,
las voces agudas de dos mujeres que hablan.
Me comunican más los árboles - pinos -
la tierra rojiza, el cielo azul,
los matorrales, las cañas junto a la vía,
el río que atravieso.
Me llenan mucho más
y me acompañan
mucho más que las palabras:
las que anuncian las estaciones
- siempre estridentes, resonantes -
las de las dos mujeres que ahora bajan
- las personas son más agradables cuando callan
o hablan bajo, modulan,
sonríen mejor que ríen,
hay pocas risas amables, naturales.
Ahora vamos más aprisa,
lo pequeño apenas se fija en la retina,
solo quedan las formas más grandes:
el bosque, el viñedo, las colinas, el talud,
la carretera que atravesamos...
Y otra parada, Gelida.
¡Para qué correr tanto si enseguida se para!
Me gustaría pintar este paisaje,
describirlo con un lápiz,
tan natural, todo vida,
con sus mil colores y sus mil formas,
sus mil olores, sensaciones al tacto,
sonidos apenas perceptibles.
Integrarme en la naturaleza
- me siento parte de ella- más animal que racional.
Me gusta más ser animal:
en pleno bosque, revolcarme en la tierra,
acariciar las hojas,
ver el cielo a su trasluz.
La civilización me incomoda:
la velocidad, el estruendo,
la masificación, los malos olores,
la polución, los espacios limitados,
su gris sucio, la dureza del cemento,
los prefabricados, la música enlatada.
En el campo, en la playa,
mi mente se abre, se expande,
se desatasca, se desentumece, sale afuera,
llamada por el sol, el aire
- mil veces más matizado que la luz eléctrica,
mil veces más saludable que el aire acondicionado -
la tierra, las copas de los árboles
- mil veces más amplia que cualquier piso,
mil veces más altas que cualquier techo -
la tibieza del sol, el sonido del campo
- mil veces más abrigado que cualquier vestido,
mil veces más grato que cualquier música -
y con mis piernas, mis brazos
- mil veces más resistentes que cualquier vehículo,
mil veces mas aptos que cualquier instrumento -
recorrer un paisaje, un espacio
- mil veces más pintoresco que cualquier habitación,
mil veces mayor que cualquier frontera -
para llegar hasta otro animal,
como yo,
que con su forma, su luz, sus gestos,
su olor, su expresión, su movimiento,
me atrae
- mil veces más que cualquier objeto,
mil veces más que cualquier monumento -
para abrazarlo,
como si fuera un árbol, el sol, el mar, el viento.

Pedro Casas Serra

domingo, 26 de febrero de 2017

Canción de cuna del duende de la fuente

Niña, no bebas, no,
no bebas de la fuente de la dehesa,
que en su interior un duende, de alma traviesa,
al beber de su caño, te tiene presa.

Niña, más vale, sí,
más vale de la charca el agua espesa
que la clara del caño de la dehesa,
que es su clara apariencia, falsa promesa.

Niña, tu madre atiende,
tu madre que a sus brazos te acuna y besa,
que nueve meses hace, de ardor posesa,
fresca, bebió del agua del dulce caño de la dehesa.

Pedro Casas Serra

sábado, 25 de febrero de 2017

La paloma blanca

A Celia Pastor

¡Celia, no quiero que vuele esa paloma blanca!
¡Celia, no le abras la puerta!
¡Celia, no te vayas!

..........................PedRo:
............................NO temas,
.........esto no es tan maLo
.............................cOmo yo creía.
.........  Ya no siento ese Dolor
.........................que No me abandonaba,
puedo moverme otra vez lIgera.
......................Sé que Sufrís por mí.
...........  No debéis haceRlo,
...........................estOy bien.
..............A mí también Me preocupaba dejaros solos.
..... Pero confío en vuestrA fortaleza
...............................Y en que,
...........................de Algo os habrá servido,
...............................Haberme conocido.
¡Os deseo tanta felicidad cOmo vosotros a mí!
..............................UN beso.

Pedro Casas Serra

jueves, 23 de febrero de 2017

Ulises, qué temes

Sé que hace tiempo que no duermes
oteando sin cesar el horizonte,
pero Ulises, ¿qué temes?,
no eres tú quien ha creado Ítaca,
sino Ítaca quien te ha creado a ti.
Son los bosques de Ítaca los que te mecen,
en sus brazos te acogen cuando te despiertas,
con sus ramas te protegen en las tormentas.
Son los rebaños de Ítaca los que te abrigan,
te dan calor por las noches,
al sonido de sus esquilas te adormeces.
En los ojos de tus compañeros, se refleja el cielo de Ítaca,
en sus palabras, en sus gestos, en sus cuerpos,
se descubren sus gentes:
esos valles de Ítaca, sus vientres,
esas colinas, sus rodillas,
esos ríos, sus piernas,
esas playas, sus pies.
Ulises: No temas,
Ítaca no te abandonará jamás.

Y cuando deje de soplar el viento
y la niebla te impida ver el sol,
empuña con fuerza el timón,
que tus compañeros se agarren a los remos,
que es a Ítaca a quien tenéis entre los brazos,
que os guía y os conduce hasta ella.

Pedro Casas Serra

Salmos para recitar con júbilo ante Amón-Ra

Para júbilo de tu corazón,
antes de acostarme contigo,
ramos de jazmines cortando,
montaré una corona para ti”

........................I

Como una flor me abro a ti,
........................como un capullo me abro a ti,
hoja a hoja, pétalo a pétalo,
........................a tu mano que me acaricia,
como una flor me abro a ti,
........................como un capullo me abro a ti.

Espero con avidez tu líquido,
........................espero con avidez tu simiente,
como un surco, como una acequia,
........................de tu caño largo y fuerte,
espero con avidez tu líquido,
........................espero con avidez tu simiente.

Como un polluelo en su nido,
........................como un cachorro en su camada,
mi boca se abre, para que la llenes
........................con tu gusano y tu leche,
como un polluelo en su nido,
........................como un cachorro en su camada.

Como el campo golpeado por la lluvia,
........................como el árbol agitado por el viento,
mi cuerpo se te ofrece, dispuesto
........................a tu llamada, a tu embate,
como el campo golpeado por la lluvia,
........................como el árbol agitado por el viento.

........................II

Con encendido amor
........................acojo tu reposo,
¡mi luchador!, cansado
........................de la jornada diaria,
con encendido amor
........................acojo tu reposo.

En tálamo nupcial,
........................bajo las sábanas,
encontrarás mi anillo
........................listo para tu dedo,
en tálamo nupcial,
........................bajo las sábanas.

Masa de pan blando
........................que inertemente espera,
en tus manos la forma
........................encontraré temblando,
masa de pan blando
........................que inertemente espera.

Los pequeños botones
........................de mis flores gemelas
se abrirán al contacto
........................de tu aliento-rocío,
los pequeños botones
........................de mis flores gemelas.

........................III

¡Ojo de mis cuencas vacías!
........................¡Luna de mis noches sin luz!
¡Lazarillo que me lleva
........................de la mano a mi alimento!
¡Ojo de mis cuencas vacías!
........................¡Luna de mis noches sin luz!

Quiero ser la uva, el plátano,
........................quiero ser el melocotón y la ciruela,
que se ofrecen en canastilla
........................al esperado viajero,
quiero ser la uva, el plátano,
........................quiero ser el melocotón y la ciruela.

Quiero ser el paisaje soñado
........................que se vislumbra al despuntar el monte,
y enciende la sonrisa al caminante,
........................y acelera el paso de su sangre,
quiero ser el paisaje soñado
........................que se vislumbra al despuntar el monte.

Mi cuerpo es mi presente,
........................mi cuerpo es mi regalo,
levantaré tu ánimo
........................hasta el éxtasis,
mi cuerpo es mi presente,
........................mi cuerpo es mi regalo.

........................IV

Frotando nuestros cuerpos
........................nuestros miembros se levantan,
y el mío te señala a tí,
........................y el tuyo me señala a mí,
frotando nuestros cuerpos
........................nuestros miembros se levantan.

Entrecruzando nuestras piernas,
........................rodeando con los brazos nuestros troncos,
tu boca se abre a la mía,
........................y mi boca se abre a la tuya,
entrecruzando nuestras piernas,
........................rodeando con los brazos nuestros troncos.

Separando nuestras cabezas,
........................empujamos nuestras ingles,
y mi bulto palpita junto al tuyo,
........................y tu bulto palpita junto al mío,
separando nuestras cabezas,
........................empujamos nuestras ingles.

Penetramos nuestros oídos con palabras,
........................empapamos nuestros cuerpos de esencias,
y tu arco toca mi violín,
........................y mi arco toca tu violín,
penetramos nuestros oídos con palabras,
........................empapamos nuestros cuerpos de esencias.

........................V

Estiramos nuestros cuerpos desperezándonos,
........................tendemos nuestros brazos como jabalinas,
y mi vello se eriza a tu contacto,
........................y tu vello se eriza a mi contacto,
estiramos nuestros cuerpos desperezándonos,
........................tendemos nuestros brazos como jabalinas.

Emparejados nuestros miembros
........................pesamos el uno sobre el otro,
y mis manos buscan tus agujeros,
........................y tus manos buscan mis agujeros,
emparejados nuestros miembros
........................pesamos el uno sobre el otro.

Golpeamos nuestros tambores con las palmas,
........................cimbreamos fuertemente nuestras cinturas,
y el agua de tu lluvia colma mi pozo,
........................y el agua de mi lluvia colma tu pozo,
golpeamos nuestros tambores con las palmas,
........................cimbreamos fuertemente nuestras cinturas.

Abrimos nuestros sentidos a bocados,
........................arrojamos nuestros versos al vacío,
y mi alma queda dentro de ti,
........................y tu alma queda dentro de mí,
abrimos nuestros sentidos a bocados,
........................arrojamos nuestros versos al vacío.

........................VI

Embarcados en colosal nave,
........................encerrados en su vientre-bodega,
tu eres mi mástil y mi vela,
........................yo soy tu mástil y tu vela,
embarcados en colosal nave,
........................encerrados en su vientre-bodega.

Desde el barbado mascarón de proa,
........................desnudos nos lanzamos como arpones,
hundidos en el mar, perseguimos
........................abrazados serpientes y tritones,
desde el barbado mascarón de proa,
........................desnudos nos lanzamos como arpones.

Tumbados en cubierta, miramos las estrellas,
........................y arrastrados por ellas, cruzamos las noches,
fanales venecianos de luceros tempranos,
........................iluminando cuerpos, alumbran las caricias,
tumbados en cubierta, miramos las estrellas,
........................y arrastrados por ellas, cruzamos las noches.

Impulsados por los mismos vientos,
........................arrullados por las mismas sirenas,
tu playa es el destino de mi arena,
........................mi playa es el destino de tu arena,
impulsados por los mismos vientos,
........................arrullados por las mismas sirenas.

........................VII

Levantamos nuestros ojos al cielo,
........................ofrecemos nuestro cuerpo a los dioses,
desde una misma piel,
........................con una misma mano,
levantamos nuestros ojos al cielo,
........................ofrecemos nuestro cuerpo a los dioses.

Como pájaros, que sobrevuelan bosques
........................agrupados en bandadas,
se reflejan nuestras palabras
........................en estanques dormidos,
como pájaros, que sobrevuelan bosques
........................agrupados en bandadas.

Como el ave, que levanta el sol
........................y lo acompaña hasta el ocaso,
mi palabra en tu boca
........................busca su nido,
como el ave que levanta el sol
........................y lo acompaña hasta el ocaso.

Mi palabra, enredada en un papel,
........................que aleteando vuela a tu corazón,
para que desdoblándolo lo leas,
........................y le infundas con tu aliento su destino,
mi palabra, enredada en un papel,
........................que aleteando vuela a tu corazón.

Pedro Casas Serra

miércoles, 22 de febrero de 2017

Cuando yo era pequeño...

Cuando yo era pequeño
era bastante bobo.

En horas de recreo,
con mi amiguito Polo,
morábamos palacios
con puertas de zafiro,
ventanas de esmeralda,
suelos de lapislázuli,
comíamos manjares
sobre servicios de oro,
regados con elixires
en copas de diamante,
vestíamos ropajes
bordados con las perlas
del fondo de los mares,
calzábamos chinelas
de las pieles más finas,
dormíamos en camas
de altísimos doseles,
con colchones de nubes,
bajo colchas de alas.
Éramos reyes, príncipes.
Servidores, atentos
a cualquier deseo nuestro,
tendían a nuestro paso
alfombras de damasco,
nos bañaban con agua
perfumada de rosas,
secaban nuestros cuerpos
con abrigadas mantas,
cantaban nuestros pájaros,
reían nuestros pajes,
llovían golosinas...
y para los viajes,
usábamos carrozas
revestidas de ágatas.

Cuando yo era pequeño
era bastante bobo,
ahora no soy pequeño
y sigo siendo bobo.

Pedro Casas Serra

martes, 21 de febrero de 2017

Mi nombre es mi secreto

Cazador de mariposas nocturnas,
observador de lagartijas al sol.
(Mi nombre es mi secreto)

Roturador de paisajes submarinos,
cosechador de conchas.
(Mi nombre es mi secreto)

Rastreador de reflejos en el agua,
alzador de cometas.
(Mi nombre es mi secreto)

Contador de granos de arena,
edificador de castillos.
(Mi nombre es mi secreto)

Náufrago de las olas,
madero al sol.
(Mi nombre es mi secreto)

Olfateador de brisas,
vela al viento.
(Mi nombre es mi secreto)

Aullador de la luna,
perro del desierto.
(¿Mi nombre?
Sigue siendo mi secreto)

Pedro Casas Serra

lunes, 20 de febrero de 2017

Mi ángel

..................Mi
................ángel,
..............provisto de
............venerea espada,
........no es portero de fincas
.....sino descerrajador de sexos,
...no es niñera de escayola pintada
.sino depredador de fuerte músculo,
...no vocero de asexuados hechos
......sino mensajero del placer;
........su presencia es su voz,
............su palabra sexo,
...............su rastro
.................semen.

.Pedro Casas Serra

miércoles, 15 de febrero de 2017

El eclipse

Con gentes desnudas,..........junto al mar,
lo contemplo..........a través de cristales ahumados.
Al zambullirme,..........rompo su superficie plana,
único pececillo..........en su verde claridad.
Paseo mi sombra..........sobre su arena arada,
seis veces braceo..........en su silencio pálido,
antes de resurgir,..........necesitado de aire,
de entre sus aguas..........el día del eclipse.

Pedro Casas Serra

martes, 14 de febrero de 2017

Algo más

Detrás de una colina,
................................................otra colina.
Detrás de un bosque,
................................................un bosque.
Bajo el sauce,
................................................está el río.
Bajo la nube,
................................................el prado.
Junto a la piedra,
................................................el pez.
Bajo la tierra,
................................................el agua.
Sobre el ratón,
................................................el águila.
Cabe la casa,
................................................el pozo.

Al ocultarse el sol,
................................................sale la luna.

Pedro Casas Serra

lunes, 6 de febrero de 2017

Navegar hacia tí

¿Para qué ser músico
................................oyendo,
.................pintor
................................viendo,
.................escultor................... la Naturaleza?
................................tocando,
.................poeta
.................................sintiendo

¿Dónde encontrar más naturaleza
...........................sino en la Unión
...............................................entre Tú y Yo
..................................................................por el Amor?

Por eso
...........dedico a buscarte
...................................lo mejor..................esfuerzo,
.....................................................de mi
...................................lo mayor.................tiempo.

Porque nada
................que yo pinte,
............................esculpa,
............................componga,
............................escriba,
................me satisfará más
..........................................que la mirada,
.....................................................caricia,
.....................................................palabra,
.....................................................beso,
..........................................con que respondas a los míos.

Ninguna obra de arte,
............................recompensa,
............................................igualará
.......................................................la línea de tu sonrisa,
.......................................................el brillo de tu mirada,
.......................................................el calor de tu roce,
.......................................................el timbre de tu voz,
.......................................................(cuando los obtenga)

NO HAY MÁS ARTE,
NI MÁS VIDA,
NI OTRO VIAJE,..............QUE NAVEGAR HACIA TI.

NI OTRA PLAYA,
NI OTRO PUERTO,
NI OTRO OCASO,
NI OTRA MUERTE,
NI OTRO CIELO,.. ...........QUE ENCONTRARTE.

Pedro Casas Serra

La ola

Esa ola
.............esa sonrisa
...............................esa mirada
................................................esa brisa
................................................................por un instante mías
me dejan más vacío
................................................................esperando
................................................otra ola
...............................otra mirada
.............otra sonrisa
otra brisa.

Pedro Casas Serra

domingo, 5 de febrero de 2017

Versos para mis amigos

Estoy cansado, amigos, estoy cansado,
cansado de deseo insatisfecho.

Prestadme vuestros ojos,
prestadme vuestro pecho,
para seguir mirando,
para seguir sintiendo.

Prestadme vuestra risa,
prestadme vuestro aliento,
la palabra precisa,
el gesto cierto.

He derrochado, amigos, he derrochado,
derrochado mi cuerpo limitado.

Los ojos en el agua,
en el aire la boca,
en la tierra la mano
y el corazón en fuego.

Mi risa quedó en rosas,
mi pecho en el océano,
mi vista en las palomas,
mi corazón en todo.

Quedo en vosotros, amigos, quedo en vosotros,
en vosotros para seguir viviendo.

Reír con vuestros hijos,
jugar con vuestro perro,
besar con vuestra boca,
llorar con vuestros muertos.

Cantar con vuestros pájaros,
soñar con vuestros sueños,
pensar con vuestra mente,
amar con vuestro cuerpo.

A vuestra puerta llamo, amigos, a vuestra puerta llamo,
a vuestra puerta llamo, a través de estos versos.

Pedro Casas Serra

sábado, 4 de febrero de 2017

Poética

Mi poesía es una poesía de la ausencia. Canta lo que no tengo -lo que anhelo y lo que he perdido- la fugacidad de las cosas y su gratuidad, el dolor y la dificultad para entender y hacerse entender, la necesidad de amar y los intentos por conseguirlo. Da la palabra a mis sentimientos, casi siempre de pérdida y de duelo; a la recreación del pasado o a la imaginación del futuro como escapatorias del presente. Quiere ser un consuelo para los sentidos y describe el placer, vivido o soñado, haciendo de la palabra un instrumento a la vez amatorio y masturbatorio, que exalta y deprime y que sirve de válvula de expresión. Melancólica, a veces levemente irónica, tierna, quiere ser musical, pretende ser sintética, describir las sensaciones ante la belleza física e interior mediante imágenes sencillas y palabras comprensibles; se dirige casi siempre a mi mismo, a veces a través de un interlocutor real o imaginario; busca calmar el dolor, desahogar la angustia, elevar sobre lo desagradable.

Pedro Casas Serra

jueves, 2 de febrero de 2017

Necesidad

Solo vive si está enamorado y su historia sentimental es la búsqueda de un amor que le llene. Necesita ser querido del modo más elemental, más simple y más animal. Necesita un hombre con el cerebro de un gato, el corazón de un león y el sexo de un perro.

Pedro Casas Serra

El niño abandonado

El recuerdo más antiguo que tenía era encontrarse de pequeño llorando durante horas en el recibidor de casa de su madre. No sabía si había ocurrido o se lo había inventado, pero este recuerdo siempre le había inquietado y, como su madre, cuando el nació, ya era sorda, había llegado a la conclusión de que el motivo de que no acudiera a su llanto era porque no le oía. Esta explicación resultaba razonable y por ello hacía tiempo que pensaba que no debía sufrir más por este recuerdo.

Sin embargo, seguía siendo extremadamente susceptible a cualquier desatención que la persona que amaba le hiciera, y llegaba a tal extremo su sensación de abandono en tales ocasiones, que no podía evitar cortar la relación cuando se sentía así. Y en cada nuevo enamoramiento (porque por otra parte era enamoradizo y apasionado) era más exigente con la persona amada, siempre por ese miedo a ser abandonado.

Pensando en esto y en su infancia, recordó que en una ocasión su madre le había explicado que siendo bebé y encontrándose en su cochecito, al sol, en un jardín, se habían olvidado de él y al regresar, lo habían encontrado a punto de sufrir una insolación. Quizás fuera ésta la causa del miedo tan grande que tenía a ser abandonado, no siendo el recuerdo del recibidor sino una consecuencia de esta vivencia anterior.

Su madre le quería mucho y él quería mucho a su madre. ¿Por qué entonces esta sensación de haber sido abandonado por ella? ¿Respondía a una realidad o era consecuencia de poseer un carácter extremadamente sensible? ¿No podría librarse nunca de esta angustia? ¿Rompería siempre sus relaciones por miedo a que lo abandonaran? ¿Estaba condenado a vivir solo?

Pedro Casas Serra

miércoles, 1 de febrero de 2017

El desamor

El desamor es como una carga explosiva lanzada al mar...al instante, su superficie se cubre de peces muertos... pero en su interior, la vida empieza a regenerarse.

Pedro Casas Serra