jueves, 31 de enero de 2013

"Da condição humana" de Mario Quintana


Se variam na casca, idêntico é o miolo,
Julguem-se embora de diversa trama:
Ninguém mais se parece a um verdadeiro tolo
Que o mais sutil dos sábios quando ama.

Mario Quintana (Espelho Mágico, 1951)


De la condición humana

Si distinta la cáscara, idéntico el meollo,
Júzguense aún siendo de diversa trama:
Ninguno se parece más a un bobo
Que el sabio más sutil el día que ama.

Mario Quintana (Espelho Mágico, 1951)
(Versión de Pedro Casas Serra)

miércoles, 30 de enero de 2013

"De como perdoar aos inimigos" de Mario Quintana


Perdoas... és cristão... bem o compreendo...
E é mais cômodo, em suma.
Não desculpes, porém, coisa nenhuman,
Que eles bem sabem o que estão fazendo...

Mario Quintana (Espelho Mágico, 1951)


De cómo perdonar a los enemigos

Perdonas... es cristiano... lo comprendo...
Y es más cómodo, en suma.
A ninguno disculpes, sin embargo,
¡Bien saben ellos lo que están haciendo...!

Mario Quintana (Espelho Mágico, 1951)
(Versión de Pedro Casas Serra)

martes, 29 de enero de 2013

La poesía, hoy



La Métrica silábico-acentual estudia el metro, la rima y los acentos, así como las formas estróficas clásicas. Durante siglos no se podía escribir poesía -al menos poesía culta, porque la popular es otro tema- sin estudiar la Métrica, porque no se aceptaba otra poesía sino la escrita conforme a las reglas de la Métrica.

A partir de Poe, Baudelaire, Whitman... hay poetas que, cada uno a su manera, quieren romper con la métrica, mientras que hay otros poetas que continúan escribiendo en verso clásico, y también otros que escriben los dos tipos de verso: regular y libre.

En la actualidad se escriben cuatro tipos de poesía:

1. El verso regular o clásico, que sigue las normas de la Métrica en cuanto a metro, rima y acentos y se escribe en estrofas o tiradas clásicas. El verso clásico está teniendo hoy en día una cierta recuperación.

2. El verso blanco, que prescinde de la rima conservando el metro, los acentos y las formas estróficas clásicas. Así escriben hoy muchos poetas de los que la gente dice que escriben en verso libre, cuando en realidad lo hacen en un verso sólo limitadamente libre porque si bien no usan la rima, si usan combinaciones clásicas de versos (sólo impares -de base endecasilábica-, sólo pares, o todo en endecasílabos o eneasílabos o octosílabos...), los versos que emplean llevan los acentos en los lugares establecidos por la Métrica según su medida -son versos propios-.

3. El verso libre, que prescinde no sólo de la rima sino también del metro, los acentos y las formas estróficas clásicas, buscando lograr en cada poema una obra original total en forma y fondo. En este sentido, el verso libre se opone a las reglas de la Métrica, las rechaza, cuanto más se aleja de ellas más libre es. El problema del verso libre es cómo obtener el ritmo sin usar las reglas de la Métrica (sin metro, rima,acentos y estrofas clásicas) y lo obtienen mediante recursos que no son métricos, pero sí poéticos: repeticiones de sonidos, palabras o frases, por el sentido -campo semántico-... Estos recursos también los emplea el verso clásico pero en el caso del verso clásico se suman a los de la Métrica (metro-rima-acentos-estrofa) y en caso del verso libre todo el ritmo descansa sólo sobre estos recursos poéticos (fónicos, morfo-sintácticos o semánticos).

4. El verso en prosa, que es verso libre escrito en líneas, y tiene que tener los rasgos que diferencian a la poesía de la prosa -sincretismo, imaginación, lirismo... pero está escrito en líneas y no en versos.

Para escribir poesía es conveniente conocer las reglas de la Métrica, sea para seguirlas totalmente si se escribe en verso libre, sea para seguirlas en parte si se escribe en verso blanco o sea para no seguirlas en absoluto si se escribe en verso libre o en verso en prosa. Naturalmente que para escribir en verso libre o en verso en prosa hay que conocer la reglas de la Métrica, pero para no aplicarlas.

Los problemas que se plantean según que forma de escribir poesía se elija son distintos:

1. Si se elije escribir en verso clásico, es imprescindible conocer y usar las reglas de la Métrica -escribir correctamente los versos y las estrofas-, pero procurando que el lenguaje conserve su frescura, su originalidad, su altura lírica. Las formas clásicas nos dan la caja, pero el contenido lo hemos de poner nosotros. Escribir en verso clásico puede parecer más fácil -conociendo la Métrica- porque te da la forma, la estructura, pero que el resultado tenga calidad puede ser muy difícil: los problemas serán de riqueza de lenguaje y metafórica.

2. Si se elije escribir en verso blanco, pues lo mismo, pero con la mayor libertad y naturalidad en el hablar que da el no sujetarse a la rima.

3. Si se elije escribir en verso libre, la libertad es total salvo una: no usar la Métrica, huir de ella como del diablo. Evitar la rima, el uso de las combinaciones clásicas de medidas de versos, de usar versos de una sola medida, no utilizar tampoco los acentos clásicos, ni las tiradas rítmicas... Y, sin embargo, conseguir, sin ayuda de la Métrica, que el poema tenga ritmo, lo que se consigue mediante el uso de recursos poéticos: fónico, morfo-sintácticos o semánticos.

4. Si se elije escribir en prosa, lo más importante es que el pensamiento tenga altura poética, no caer en lo narrativo, lo prosaico.

Todas las forma de escribir poesía son excelsas. Cuando un poema te gusta no importa en que forma esté escrito.

Claro que esto es sólo mi punto de vista, o sea hasta donde yo he llegado en mi comprensión del tema.

Dicho esto, lo más importante es disfrutar de la poesía, pasárnoslo bien, sea leyendo, escribiendo o comentando poesía. Lo más importante son las posibilidades de juego, de diversión, que nos da.

Pedro Casas Serra (25-01-2013)

lunes, 28 de enero de 2013

"Da experiência" de Mario Quintana


A esperiência de nada serve à gente.
É um médico tardio, distraído:
Põe-se a forjar receitas quando o doente
Já está perdido...

Mario Quintana (Espelho Mágico, 1951)


De la experiencia

La experiencia no sirve para nada.
Es médico tardío, distraído:
Cuando extiende recetas, el enfermo
Ya está perdido...

Mario Quintana (Espelho Mágico, 1951)
(Versión de Pedro Casas Serra)

jueves, 24 de enero de 2013

"Da calúnia" de Mario Quintana


Sorri com tranqüilidade
Quando alguém te calunia.
Quem sabe o que não seria
Se ele dissesse a verdade...

Mario Quintana (Espelho Mágico, 1951)


De la calumnia

Sonríe con suavidad
Cuando alguien te calumnie.
Quién sabe lo que sería
Si dijera la verdad...

Mario Quintana (Espelho Mágico, 1951)
(Versión de Pedro Casas Serra)

martes, 22 de enero de 2013

"Da moderação" de Mario Quintana


Cuidado! Muito cuidado!
Mesmo no bom caminho urge medida e jeito.
Pois ninguém se parece tanto a um celerado
Como um santo perfeito...

Mario Quintana (Espelho Mágico, 1951)


De la moderación

¡Cuidado! ¡Mucho cuidado!
Aún en el buen camino urge medida y gesto.
Pues nadie se parece tanto a un acelerado
Como un santo perfecto...

Mario Quintana (Espelho Mágico, 1951)
(Versión de Pedro Casas Serra)

lunes, 21 de enero de 2013

El poema que escribe un poeta...


El poema que escribe un poeta no nace hasta que tiene un lector y nace en cada lectura. Esto es muy importante, el poema no descubre al poeta, descubre al lector: sus sentimientos, sus filias y sus fobias. El poema produce esa catarsis que hace brotar de dentro del lector un mundo de sensaciones. El poeta sólo es el "medium", el hechicero que introduce en su poema-pócima aquellos componentes de amor-ternura-odio-ironía-compasión-mezquindad... que producen el efecto que el poema provoca, tanto si nos conduce al éxtasis como si nos revuelve las tripas. Es muy importante no culpar al poeta de los efectos que nos produce la lectura de su poema, culpémoslo sólo si no nos produce ningún efecto, y aún entonces no lo culpemos, quizá no seamos los lectores adecuados para su poema.

Pedro Casas Serra (09-01-2013)

domingo, 20 de enero de 2013

"Do mal da velhice" de Mario Quintana


Chega a velhice um dia... E a gente ainda pensa
Que vive... E adora ainda mais a vida!
Como o enfermo que em vez de dar combate à doença
Busca torná-la ainda mais comprida...

Mario Quintana (Espelho Mágico, 1951)


Del mal de la vejez

La vejez llega un día... Y la gente aún piensa
Que vive... ¡Y adora aún más la vida!
Como enfermo que en vez de atacar su dolencia
Busca tornarla aún más extendida...

Mario Quintana (Espelho Mágico, 1951)
(Versión de Pedro Casas Serra)

sábado, 19 de enero de 2013

"Do ovo de Colombo" de Mario Quintana


Nos acontecimentos, sim, é que há Destino:
Nos homens, não - espuma de um segundo...
Se Colombo morrese em pequenino,
O Neves descobria o Novo Mundo!

Mario Quintana (Espelho Mágico, 1951)


Del huevo de Colón

En los sucesos, sí, si que hay Destino:
No en los hombres - espuma de un segundo...
Si, de niño, Colón hubiera muerto,
¡Neves hubiera hallado el Nuevo Mundo!

Mario Quintana (Espelho Mágico, 1951)
(Versión de Pedro Casas Serra)

jueves, 17 de enero de 2013

"A Pedro Casas, por su 64 cumpleaños" de Juliana Mediavilla


LLegaste a la plenitud
compañero, bienvenida
esa edad que en los dorados
se recrea e ilumina
el renacer del otoño
como una nueva caricia,
y que pone en tu paleta
los colores de la vida
para que los plasme bien
tu mano de acuarelista.

Es tiempo de caminar
senderos, no muy aprisa,
y plantar versos serenos
con palabras encendidas:
están los surcos abiertos
e impaciente la semilla.

De Pere El Cerimoniós
y su grata compañía
disfrutamos compartiendo
tertulias y algarabías.
Caballeroso y amable,
de educación exquisita,
se acalora con el verso
porque así es la poesía
rebelde ante los debates,
corrientes y teorías.

Nunca pierdas, compañero,
esa inquietud del artista
y pinta sombras y sueños
con pinceladas y sílabas,
ahora que la edad dorada
trae los colores del prisma.

Juliana Mediavilla

...

Gracias, Juliana.

Un abrazo.
Pedro

martes, 15 de enero de 2013

La modelo:


Tu -que me miras
al otro lado del marco-,
no te extrañes
de verme cabizbaja.
El me dijo
que sólo él me vería.
Pero ya sabes
¡la vanidad de los artistas!

Pedro Casas Serra (15-04-2013)

lunes, 14 de enero de 2013

"Da preguiça" de Mario Quintana


Suave Preguiça, que do mau-querer
E de tolices mil ao abrigo nos pões...
Por causa tua, quantas más ações
Deixei de cometer!

Mario Quintana (Espelho Mágico, 1951)


De la pereza

Suave Pereza, que del mal querer
Y de tontadas mil al abrigo nos pones...
¡Cuántas malas acciones, por tu culpa,
Dejé de cometer!

Mario Quintana (Espelho Mágico, 1951)
(Versión de Pedro Casas Serra)

lunes, 7 de enero de 2013

"Da discrição" de Mario Quintana


Não te abras com teu amigo
Que ele um outro amigo tem.
E o amigo do teu amigo
Possui amigos também...

Mario Quintana (Espelho Mágico, 1951)


De la discreción

No te abras a tu amigo
Pues él otro amigo tiene.
Y el amigo de tu amigo
Posee amigos también.

Mario Quintana
(versión de Pedro Casas Serra)

jueves, 3 de enero de 2013

"Do amoroso esquecimento" de Mario Quintana


Eu, agora - que desfecho!
Já nem penso mais en ti...
Mas será que nunca deixo
De lembrar que te esqueci?

Mario Quintana (Espelho Mágico, 1951)


Del amoroso olvido

Ahora, yo - ¡qué disparate!
Ya no pienso más en ti...
¿Será más que nunca dejo
De pensar que te olvidé?

Mario Quintana (Espelho Mágico, 1951)
(Versión de Pedro Casas Serra)

miércoles, 2 de enero de 2013

"Da realidade" de Mario Quintana


O sumo bem só no ideal perdura...
Ah! Quanta vez a vida nos revela
Que "a saudade da amada criatura"
É bem melhor do que a presença dela...

Mario Quintana (Espelho Mágico, 1951)


De la realidad

Sólo en el ideal el bien perdura...
Cuántas veces la vida nos revela
Que "la nostálgia de la criatura"
Es preferible a la presencia de ella...

Mario Quintana (Espelho Mágico, 1951)
(Versión de Pedro Casas Serra)